Érase: montaje de videoclips.
Antonio Gómez-Pan

La música debe ser un personaje más, pero no me gusta cortar a tempo todo el rato ya que sino se hace predecible y facilón. Pero ir a tempo en determinados momentos hace que suba mucho el nivel de la pieza.

Antonio es un editor galardonado que divide su tiempo entre Los Ángeles y Barcelona, ​​y recientemente fue nombrado miembro de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas españolas.

Ha editado varios largometrajes galardonados como “Otelo” (mejor película europea independiente en el Festival de París), “Puzzled Love” (selección oficial en el Festival de San Sebastián) y ha trabajado con productores como Jaume Collet Serra (“Hooked Up”) y Michel Gondry (“De quoi je me Mêlle”).

Sus cortometrajes han sido seleccionados en Sundance, Cannes, Clermont-Ferrand y fueron ganadores en el Festival de Cine de Los Ángeles y el Festival de Cine de Sitges, entre muchos otros.

Ha editado videoclips de artistas como, Rosalía, Avril Lavigne, Becky G, C Tangana o Enrique Bunbury entre otros.  Recientemente terminó la serie documental para Quibi & Music.

Érase: montaje de videoclips.<br> Antonio Gómez-Pan

¿Cómo llegaste al rol de montador de videoclips?

Por amigos que tenían grupos o trabajaban en sellos discográficos. Era el momento de las 5D, con lo que rodar empezaba a ser muy fácil, y recién salido de la Uni lo hacíamos todo gratis o por muy poquito dinero.

Ayudé en el montaje de un docu sobre la productora Limbo Starr, que por aquel entonces llevaban a Nacho Vegas, Maga, Tachenko, y eso me llevó a editar videoclips para ellos (Mediterráneo o Yo no quiero sonar moderno).

Después, al mudarme a LA, mi primer curro fue un videoclip para Rex Orange County con Pulse, y de ahí salió la oportunidad de hacer el de Bunbury, luego el de Becky G y Tangana, el de Rosalía y Ozuna y el último el de los juegos paraolímpicos, Right where I’m supposed to Be, con Avril Lavigne y Luis Fonsi.

Mi favorito es Stock, uno que hicimos con Greta Fernández para un tipo holandés, Palmbomen, que acabó formando parte de la banda sonora del GTA V

¿Cómo te has formado profesionalmente? ¿Las escuela y universidades preparan bien para desempeñar estos roles de trabajo?

Estudié comunicación audiovisual en Madrid, en el CEU, pero lo dejé al segundo año.

Luego, por suerte, acabé en la ESCAC, que junto con mudarme a LA considero como lo mejor que he hecho en mi vida. Es una escuela increíble y aprendes un montón.

Pero pese a ser una súper buena escuela no recuerdo que nos formasen específicamente para el videoclip. Un profe muy guay, Joan Manel Vilaseca, nos ponía de práctica un videoclip, creo que de La Mala Rodriguez, con Oscar Jaenada, y también teníamos clases de ritmo remontando las escaleras de Odessa y cosas así, pero respecto a videoclips mi carrera ha sido muy Juan Palomo.

Érase: montaje de videoclips.<br> Antonio Gómez-Pan

ROSALIA “YO POR TI TU POR MI”

¿Has desempeñado otros puestos como montador en otras áreas?

Si, claro. De hecho, videoclips es lo que menos hago. Vivo principalmente de la publicidad y lo combino con pelis y series. Acabo de terminar una serie documental musical para Quibi y de hecho el próximo mes debería estar empezando una serie de ficción para HBO Max, pero el coronavirus lo ha retrasado todo.

¿Cuál fue tu primer trabajo audiovisual? ¿Cómo llegó tu primera oportunidad de montar un videoclip?

Mi primer trabajo fue una publi para INDITEX dirigida por Dani de la Orden, director de Litus, El Verano de mi Vida o series como Elite.

¿En cuanto se puede implicar el artista, en sala de montaje, junto con el/la director/a? ¿Creas un vínculo especial con el cantante?

Yo no suelo conocer al cantante. Pero hay de todo, desde el que da el visto bueno enseguida, al más tiquismiquis que supervisa hasta el último frame (de hecho la mayoría suelen ser así ahora que lo pienso).

¿Crees en la necesidad de que necesites la figura de un ayudante de Montaje para la realización de los videoclips?

En USA te ponen ayudante para todo, que es genial no sólo por la comodidad sino porque así se aprende y perpetúa el oficio. De primera mano y al pie del cañón.

La figura del DIT se ha puesto muy de moda, pero muchas productoras en temas de videoclips intentan ahorrar este coste, ¿Es importante para ti el que pueda haber un DIT o Data Manager?

Últimamente todos los videoclips que hago están rodados en 16 o en 35mm, con lo que sin duda necesito es una casa de pospo como Deluxe o Company 3 que revele y telecine. Si no tienen prisa, a mi me da igual convertir, no se me caen los anillos, pero no les suele salir a cuenta pagarme la jornada de editor para que convierta.

¿Cómo recibes el material para montar, y que software sueles utilizar? 

Siempre digo que edito con la cabeza, el programa es solo un medio hacia un fin. Suelo editar en Avid (DNX36) o en Premiere (ProResLT).

Érase: montaje de videoclips.<br> Antonio Gómez-Pan BECKY G Y C- TANGANA –  “BOOTY”

¿Tienes algún tipo de relación con el colorista para mandar el compactado final? 

Para mi el montaje no empieza en una sala de montaje ni termina en ella, con lo que me gusta estar involucrado en las distintas etapas, como guion, sonido, color o efectos. Pero con los coloristas lo típico, una vez aprobado el proyecto exporto el copión, saco un xml y un edl y pista.          

¿La música que se usa en el videoclip es previamente grabada al montaje? 

Suelo editar con canciones sino 100% terminadas, al 90%, en las que solo cambian mezclas y poca cosa al final. El caso en el que más verde me vino todo fue en el videoclip que hice para las Paraolimpiadas. Nadie sabía qué estrofa cantaría cada uno, con lo que toda la canción la cantaba Avril Lavigne, Fonsi, o el de One Republic… Yo montaba los mejores momentos, pero luego el compositor y el productor, ni más ni menos que Quincy Jones, decidían qué estrofa sonaba mejor por quién, con lo que no necesariamente la parte que elegían tenía los mejores momentos de esa estrella, así que había que cambiarlo todo a escasas horas de que la canción se presentase mundialmente. ¡Fue divertido!

¿Llegas a asistir al rodaje para algunas tareas? 

En videoclips procuro que no. Como decía Murch, el montador actúa como sistema inmunológico del film, como defensor del espectador. Que este esté lo menos contaminado posible conviene para que se mantenga al margen y sepa enfrentarse al material sin prejuicios

En ocasiones en los videoclips suele haber escenas de la banda o artista tocando en un supuesto directo o incluso coreografías. ¿Cómo es la complejidad del montaje de estas secuencias? ¿Suelen estar grabadas con varias cámaras a la vez o hay varias tomas con las que se tiene que armar luego la secuencia?

Si el plano es caro hay varias cámaras. Pero como eso entorpece la puesta en escena y los videoclips en los que he tenido la suerte de trabajar son más cinematográficos, suele ser una sola cámara y muchas tomas. Como cualquier montador, cuanto más material, mejor para mi. Si hay coreografía es más fácil porque los personajes siempre hacen los mismos movimientos, con lo que ayuda al raccord y también me permite hacer match cuts entre distintas localizaciones.

En este tipo de proyectos en los que la música es primordial, ¿qué relación se establece con ella desde el punto de vista narrativo y del ritmo? ¿Es ella la que marca principalmente el tempo de la narración?

La música debe ser un personaje más, pero no me gusta cortar a tempo todo el rato ya que sino se hace predecible y facilón. Pero ir a tempo en determinados momentos hace que suba mucho el nivel de la pieza.

Érase: montaje de videoclips.<br> Antonio Gómez-Pan STOCK PALMBOMEN

Elementos como la continuidad no parece que sean decisivos en este género que cuenta ya con una narrativa propia ¿Qué crees que es lo específico del montaje de este tipo de proyectos que lo diferencia de otros en los que hayas trabajado?

Para mi la continuidad está superadísima en cualquier campo. Si la emoción prima, puede pasar cualquier cosa en cuadro que el espectador se lo comerá con patatas. En ese sentido soy un gran seguidor de Murch y su regla del 6, donde le da (creo recordar) un 51% a la emoción. Para mi, todos los cortes deben de estar justificados, eso es lo que lo convertirá en un buen montaje. Los videoclips gratuitos y donde todo pasa por que sí no me gustan, son collages. Pero si hay una progresión, una idea central bien ejecutada, ahí me tienen. Mi referente siempre es Canadá.

 ¿Cómo es de importante la postproducción a la hora de montar un videoclip? ¿Se suelen utilizar muchos efectos visuales a día de hoy?

Creo que los vfx están más presentes que nunca. Siempre hay cosas que tapar, cantantes que adelgazar y rotoscopias imposibles. Con lo que por ejemplo un video

del que no diré el nombre, que parece que no tiene ningún efecto, está rotoscopiado de principio a fin. Si, los vfx están muy presentes, y ahora con el COVID -19 nos vendrá una oleada de videoclips animados, ya verás.

 ¿Crees que la aparición de los youtubers en el mundo de la música y su manera de realizar y editar sus propios vídeos ha influido en el lenguaje y el montaje, podríamos llamar, profesional de este tipo de género?

No sé mucho de youtubers (me pilló un poco mayor su boom) pero los pocos que he visto me gustan. El estilo tan fresco de editar que tienen: parando el tiempo, acentuando las bromas y metiendo muchos efectos. Hace poco edité un anuncio para Twitch y nos fijamos mucho en ellos a la hora de editar, fue muy divertido. Pero no he hecho ningún videoclip con ese estilo tan gamberro. ¡Me encantaría!

¿En qué otros proyectos te has visto implicado como montador de videoclips o montador (publi, series, películas…)?

Publis un montón: Coca-Cola, Adidas, Amazon, Ikea, Samsung, Audi… La verdad es q he tenido la suerte de trabajar en proyectos grandes con creatividades muy chulas.

Pelis he montado varias, quedándome con Otelo, producida por Bernat Vilaplana (montador de Bayona o de Guillermo del Toro), y siendo esta la peli de la que más orgulloso me siento. Ganamos mejor peli europea hace mil años (risas).

En cuanto a series acabo de terminar una serie para Quibi y tengo un par pendientes para este año que no sé muy bien aún qué pasará con ellas.

¿Cómo ves la situación actual frente a la llegada de la crisis sanitaria? ¿Ves peligrar tu trabajo ante la falta de rodajes? ¿Has perdido algún proyecto? 

Suelo ser una persona positiva. Estaba rodando en Shanghai una publi de Sprite cuando estalló el primer caso de coronavirus, por poco no me dejan volver a LA. Desde entonces, aunque al principio la gente decía que no era nada, he seguido muy de cerca el caso.

El volver a rodajes es complicado, los más positivos dicen que Hollywood volverá a abrir en septiembre, quién sabe. Este mes he estado escribiendo junto a mi hermano Pablo, que también es montador y miembro fundador de AMAE, un libro de montaje al que llevamos años dándole vueltas, preparando unas clases que tengo que dar en Perú el año que viene y cerrando una publi para Mercedes, pero tirando de ahorros básicamente.

¿Eres autónomo o vas trabajando para las diferentes productoras de los videoclips?

Siempre he sido freelance.

¿Consideras tu trabajo que es valorado? 

Supongo que habrá de todo, quien lo valoré y quien no. Yo intento pensar poco en lo que opinen los demás, centrarme en hacer el mejor trabajo posible y darlo todo en cada trabajo.

Deja una Respuesta

Monitor OK